Arte, Metales y Piedras

Ariel Garagorri

joyería artesana

Bienvenidos en mi Mundo

diamantehr

Un mundo mágico, rico de satisfacciones conseguidas gracias al duro trabajo, peritaje y cuidado. Llevar a cabo joyería de alto nivel no es para todo el mundo. Esto no es un trabajo, sino un arte que se perpetua en el tiempo y, en la misma manera del vino, que madura con el fluir de los años. Cada dificultad, obstáculo o imprevisto debe ser superado de modo que el resultado sea maravilloso.

La perfección no existe, yo la busco constantemente, para que el resultado sea impecable. La diferencía es precisamente esa: Un manufacturado hecho por si mismo, ningun otro objeto parecido, una obra única que se pueda mostrar con orgullo, consciente que quien lo creó, lo hizo solo para una persona especial, única.

Un mundo rico de projectos, algunos sencillos y otros complejos, resultado de meses de trabajo. Días y días hundido en aquella fase de creación definida por mi mismo “mágica”, porque querría que nunca acabara. Aún hoy, me asombro que, desde un metal sencillo y desde una piedra jaca, pueda nacer algo tan único y deseable. En fin todo parece lógico, una explicación evidente que no podría ser más clara que una única respuesta!

Un recuerdo, una ocasión especial o una prueba de amor que no puede reflejar un estandard, este tiene que ser el fruto de la lectura del estado de ánimo de quien lo pide porque el resultado tiene que ser el espejo del alma de quien lo lleva.

Prestigio internaciónal

Baselworld, el salón mundial de la relojería y de la joyería, en 2014 me reconoció “Honorable Mention Award Winner” para el design de este joya denominada “Pagoda”, realizada por encargo.

Encuentros que alimentan la pasión

Durante mi carrera laboral, tuve la oportunidad de trabajar por empesas y artistas de prestigio mundial, junto a la ocasión de expresar mi creatividad de la mejor manera posible. Estos encuentros se han convertido en amistades sinceras que cultivo con hondo cariño.

Sorpresa y unicidad

No solo joyas para llevar, el glamour no tiene fronteras. Cada ocasión merece que se cree algo nuevo y único, algunas veces gracioso y otras particular de manera que acaricien la curiosidad de muchas personas.

Innovar significa también esto.

Ariel Garagorri

Como un sastre confecciona un maravilloso vestido en torno a las curvas sinuosas de una musa, el joyero tiene que ser capaz de crear un espléndido manufacturado interpretando las sensaciones de quien lo desea. Este se convierte en una obra de arte que dura para siempre.